HISTORIA



La Escuela de Arte de Úbeda, "Casa de las Torres", lleva casi cien años dedicada a la formación de artistas, artesanos, y profesionales de las diferentes especialidades de la creación plástica. Desde principio de siglo, y con la aportación del espíritu renovador de la Institución Libre de Enseñanza, se concibieron los planes de estudios para las Escuelas de Artes y Oficios, en el Real Decreto del 28 de septiembre de 1927.Desde entonces vienen impartiéndose en esta Escuela enseñanzas de carácter y titulación oficial, que se han ido renovando para adaptarse siempre a cada época y a las necesidades de las diferentes profesiones artísticas.

En la actualidad la Escuela de Arte de Úbeda, recoge la tradición de las antiguas Escuelas de Artes y Oficios y al mismo tiempo, con un espíritu innovador, se imparten estudios de Bachillerato de Artes y los nuevos Ciclos Formativos en las diferentes especialidades que han supuesto la adaptación a unos tiempos en los que la importancia del Diseño, la moda, la publicidad, los medios de comunicación de masas, los nuevos medios de expresión gráfica, la restauración etc. ofrece a nuestros alumnos el conocimiento de nuevos medios de expresión artística y la formación para nuevas profesiones.

A lo largo de estos casi cien años de reconocido prestigio, la Escuela de Úbeda, se sitúa además en una ciudad de marco incomparable, cuyo reconocimiento como ciudad monumental y Patrimonio de la Humanidad, nos permiten un ambiente propicio para el estudio de las artes, y para la educación de la sensibilidad plástica, el reconocimiento, y la valoración del propio marco de la Escuela dentro de la ciudad de Úbeda.

Situada en la plaza de San Lorenzo, la Casa de Las Torres, tiene una historia rodeada de un realismo fantástico, y de una magia que, nos retrotraen a las antiguas leyendas del Palacio renacentista, la famosa historia de "la emparedada", que se encontró encerrada y muerta en sus muros, al realizar una reforma para la adaptación del edificio a otros usos, y que se comprobó se trataba de la primitiva Señora dueña del Palacio, que fue torturada por su propio esposo, el condestable Dávalos. El célebre escritor Antonio Muñoz Molina, nacido en esta misma plaza, nos hace un relato escalofriante de este episodio."Como la cara de un fantasma de noche en un cristal... parecía flotar en la penumbra… como una virgen de cera que se asomó al hueco de la pared de la Casa de Las Torres.

La Escuela de Arte de Úbeda estuvo situada en un principio en el edificio que actualmente ocupa el Conservatorio de Música, las antiguas Casas Consistoriales, en el Paseo del Mercado, pero enseguida pasó al actual emplazamiento.

Además de la mágica historia del palacio, de su valor monumental catalogado como Bien Inmueble de Interés Cultural y Artístico, y de estar en una ciudad de por si estéticamente también de valor, por la Escuela de Úbeda han pasado profesores-artistas de renombrado prestigio en todas sus etapas.

Cristóbal Ruiz fue un artista capital en los años 20 y 30 de principio de siglo XX. Nació en Villacarrillo, Jaén. Y comenzó a ser profesor de la Escuela hacia el año 1927. Discípulo de Vázquez Díaz, representó junto con este pintor la "renovación pedagógica y en las artes plásticas". Estuvo después en Valencia y Barcelona, y tuvo que exiliarse en 1938, como consecuencia de la guerra civil española. Ya en el exilio fue profesor de la Universidad de Puerto Rico, vivió también en Paris relacionándose con Modigliani y otros pintores vanguardistas de la época. Su recuerdo permanece vivo en los cuadros que dejó en su antigua Escuela de Úbeda, y son estos dibujos y pinturas suyas que cuelgan ahora en la Sala de Profesores, que representan sin duda su aire renovador en una época triste y difícil a causa de la guerra civil. Nos dan testimonio de que la sensibilidad del artista es siempre testimonio de su época y siempre intenta encontrar nuevos caminos para el arte. El fue un profesor que también quiso en un mundo académico y oscuro, y en una pequeña Escuela, abrir horizontes a los alumnos con inquietudes artísticas. Y se decantó siempre punta de lanza en los sistemas pedagógicos, por lo que fue objeto de reparos por parte de los pintores más academicistas. Aunque después de su paso por la Escuela de Úbeda ganó la Cátedra de Paisaje de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Ganó también la Segunda Medalla de Plata en la Exposición Nacional de Bellas Artes, con el cuadro. "Tierras de Labor" que figura hoy en el Museo Provincial de Jaén.

Lo mismo podemos decir de tantos profesionales que han formado parte de una historia más reciente de esta Escuela como la señera figura del humanista, intelectual, y profesor de Historia del Arte Juan Pascuau. En la biblioteca conservamos su conferencia para la apertura del curso 1973-74: "Las Bellas Artes a la busca del hombre perdido". En la que reflexiona, como gran pensador que fue, sobre el humanismo en las artes, y en las enseñanzas artísticas. Ha pasado a la historia como profesor de esta Escuela y como hombre ilustre de Úbeda.

Y recientemente ha fallecido otro insigne pintor que también fue muchos años profesor y director de esta Escuela de Arte de Úbeda: D. Domingo Molina Sánchez. También natural de Úbeda. Nació en 1922 y fue discípulo del ya mencionado Cristóbal Ruiz. Su reseña biográfica está descrita en el apartado de "Noticias" de esta página Web. En esta breve historia sólo querría volver a hacer constar que este Centro cuenta en su periplo con pintores de gran prestigio y capacitación profesional, que la figura de Domingo Molina llenó un gran espacio en esta Escuela, que su gran personalidad, como artista y como persona le dotaron de gran impulso a la vida de este centro .En momentos difíciles como los de renovación de las Enseñanzas Artísticas y la adaptación a los tiempos actuales, la labor de Domingo Molina, como director de la Escuela, fue fundamental para su pervivencia y renovación. Así mismo, como profesor también formó una nueva generación de magníficos pintores y escultores que actualmente imparten clases como son: Antonio Camprubí, Antonio Espadas, Nicolás de la Torre, Antonio Lechuga y tantos otros que recibieron sus magnificas enseñanzas y contribuyen hoy mismo a que esta Escuela tenga una prestigio ganado a pulso a lo largo de toda su historia .Y a que esté siempre en contacto con la modernidad más contemporánea y viva.

Todos los profesores y alumnos que hemos pasado por sus aulas, paseado por su Claustro nos vemos influenciados por la antigua magia de esta Escuela, por su realismo fantástico, por su espíritu sensible y austero, por la piedra y el misticismo de Úbeda que nos transmiten el espíritu de tantos amantes del Arte que han pasado por aquí.

Se puede constatar enseguida que el ambiente y el estilo de este Centro es propicio para el estudio de las Artes, te inspira y te sumerge en un mundo que te conecta con el pasado, pero que al mismo tiempo abre puertas y horizontes a la creatividad, la innovación y la libertad que requieren las enseñanzas artísticas.

Virginia Pérez Rodríguez







JUNTA DE ANDALUCÍA. CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN
Pza. De San Lorenzo, 7
23400 - Úbeda (Jaén)
T 953 779 595
casadelastorres@gmail.com

© Estudio Colmenero